Ayer tarde a las 20:00 horas unas 150 personas de Manacor se dieron cita...
150 personas de Manacor gritaron en Sa Bassa para dejar claro su rechazo a la sentencia de la Manada “Mi cuerpo con o sin ropa no se toca”
Dejaron claro los presentes con sus gritos que “basta ya de justicia patriarcal” y con sus cantos recordaron que “No es no” y que con “Mi cuerpo con o sin ropa no se toca”. Pitidos, cacerolada, e intervenciones.
AGENCIA MANACORNOTICIAS 27/04/2018 - 05:54:01
13.36 horas. En ese momento los abogados han esperado unos minutos en la sala de vistas y de ahí se han desplazado a la oficina judicial, donde han recogido la sentencia completa.

Ayer tarde a las 20:00 horas unas 150 personas de Manacor se dieron cita en la plaza de Sa Bassa para protestar airadamente contra la sentencia de la “Manada” como se le conoce popularmente a los hechos acontecidos en San Fermín en Pamplona. Dejaron claro los presentes con sus gritos que “basta ya de justicia patriarcal” y con sus cantos recordaron que “No es no” y que con “Mi cuerpo con o sin ropa no se toca”. Pitidos, cacerolada, e intervenciones de las convocantes para dejar claro que hay que cambiar las leyes y la tolerancia debe ser cero. Pedían una sentencia ejemplarizante en Manacor porque después de los hechos de Navarra se han ido sucediendo otros muchos.

Por esto no están de acuerdo: Nada más conocerse la condena de nueve años de cárcel por abuso sexual continuado al primero de los acusados, se han escuchado gritos y pitidos desde el exterior del Palacio de Justicia, donde se encontraban concentrados colectivos feministas para conocer la sentencia. A medida que se desarrollaba la lectura del fallo de la sentencia los gritos de protestas han ido a más y se han escuchado consignas como 'No es abuso, es violación'. El presidente del tribunal ha culminado la lectura del fallo y del voto particular de uno de los jueces a las 13.36 horas. En ese momento los abogados han esperado unos minutos en la sala de vistas y de ahí se han desplazado a la oficina judicial, donde han recogido la sentencia completa.

Ayer tarde a las 20:00 horas unas 150 personas de Manacor se dieron cita en la plaza de Sa Bassa para protestar airadamente contra la sentencia de la “Manada” como se le conoce popularmente.

Escenario de "opresión", pero no "violencia". El tribunal ha determinado que no hay pruebas de que los cinco acusados ejercieran violencia o intimidación sobre su víctima, pese a reconocer que la chica se vio coaccionada, sin capacidad de reacción y obligada a optar por el "sometimiento". Así lo han interpretado dos de los tres magistrados que han compuesto el tribunal que ha condenado a nueve años de prisión a cada uno de los cinco acusados por un delito de abuso sexual, pero los ha absuelto de la acusación de violación. El tercer juez era partidario de la absolución.

"Es inocultable que la denunciante se encontró repentinamente en el lugar recóndito y angosto descrito, con una sola salida, rodeada por cinco varones, de edades muy superiores y fuerte complexión; al percibir esta atmósfera se sintió impresionada y sin capacidad de reacción", argumentan los magistrados en la sentencia dada a conocer este jueves. La sentencia sostiene que la chica entró en el portal donde se cometió el delito "sin violencia", pero califica lo ocurrido de "encerrona". Y concluye que todo lo ocurrido "causó en la denunciante un bloqueo emocional, que le impidió reaccionar ante los hechos y le hizo adoptar la disposición de ánimo" del "sometimiento y la pasividad".

Los dos magistrados creen la versión de la denunciante, que la mantuvo "con rotundidad y sin ninguna incoherencia o contradicción" con las ofrecidas desde que declaró ante la policía y el juez de instrucción. Y apuntala su argumentación en el escenario de "opresión configurado" por los procesados, en la "asimetría" derivada de la edad y características de la víctima y de los procesados y en "la radical desigualdad en cuanto a madurez y experiencia en actividades sexuales" de la denunciante y los acusados. Asegura Efe.

"No apreciamos que exista intimidación". Por otro lado, el fallo insiste en que las acusaciones "no han probado el empleo de un medio físico para doblegar la voluntad" de la joven. En este sentido, resalta que, "con arreglo a la doctrina jurisprudencial", la violencia implica "una agresión real más o menos violenta o por medio de golpes, empujones, desgarros; es decir, fuerza eficaz y suficiente para vencer la voluntad de la denunciante y obligarle a realizar actos de naturaleza sexual".

Según el fallo, tampoco se ha apreciado que las lesiones que presentaba la denunciante cuando fue examinada en el Complejo Hospitalario de Navarra revelasen "la existencia de violencia que cumplimente las exigencias de este elemento que califica el tipo de agresión sexual". Concluye que en las concretas circunstancias del caso "no apreciamos que exista intimidación a los efectos de integrar el tipo de agresión sexual, como medio comisivo, que, según se delimita en la constante doctrina jurisprudencial, requiere que sea previa, inmediata, grave y determinante del consentimiento forzado".

¿Te ha parecido interesante la noticia?

 Sí  No
Reciente
Visto
Comentado


1
1
El Dubtes
Si algo tengo claro es el hecho de que cada decisión judicial es considerada como deplorable, poco ajustada a derecho, e incluso arbitraria. La justicia está politizada o politizada está la justicia?. A niveles superiores los jueces son elegidos por los políticos y a niveles inferiores los jueces que quieren medrar se dejan querer por los políticos. Por lo tanto la justicia es algo parecido a que dijo Pedro Pacheco, comentario que le supuso un correctivo judicial fruto del corporativismo judicial. Spañistan tiene un grave problema institucional en todos sus niveles, ejecutivo, legislativo y judicial, incluso en el ámbito de la Corona. nadie está en condiciones de cambiarlo pues todos han mamado de la misma ubre.